miércoles, 5 de octubre de 2016

PEQUEÑOS GIGANTES...CAMPEONES!!!





Pocos días atrás las categorías 2009 – 2008 y 2004 de las divisiones infantiles de Sud América obtuvieron los torneos apertura de la Serie B. A su vez lideran la tabla general que en poco tiempo lo puede devolver a la serie A ya que ascienden 3 equipos.
Queremos felicitar a los niños, padres y técnicos que llevan adelante un gran trabajo en base a mucho sacrificio.

Sabemos que en estos niños está el futuro del club y por lo tanto su formación es fundamental.

Juan Messoni -uno de los protagonistas- nos contó su historia en el club y cómo vivió esa final tan festejada de la categoría 2004.

Nos gustaría que te presentes y saber cómo se dio tu llegada al club.

Bueno; mi nombre es Juan Messoni, tengo 12 años, curso 6to año de escuela y estoy en el club hace 4 años. Yo jugaba en Nacional y mi padre me propuso venir a la IASA, en el club ya habían algunos ex compañeros míos de Nacional por lo que la idea me gustó mucho además de ser un orgullo para mí vestir la camiseta del equipo que jugó mi papá.

Juan, ¿en qué posición jugas habitualmente?

Últimamente el técnico me pone de zaguero, pero también he jugado en el mediocampo.

Salieron campeones tras jugar una final con Villa Teresa,
¿Cómo fue el día antes de jugar esa final?
Fue un día normal, sentía algo especial cuando me acordaba que faltaba poco para ese partido, no estaba nervioso, pero tenía muchas ganas de jugar.

¿Qué les pidió el DT en ese partido?

El técnico a los defensas nos pidió que tuviéramos mucha atención al "9" que era peligroso, a los del medio que no dejaran pensar al "10" que era el líder de ellos para jugar y los delanteros que apretaran la salida de los zagueros rivales.

¿Es verdad que en el último penal le diste el brazalete de capitán al golero? ¿Te lo pidió el DT o fue idea tuya?

Si, es verdad.  Después que hago el 4to penal me acerqué a saludarlo y le dije “Seba, este lo atajás y somos campeones", y le puse el brazalete. Por suerte el rival erró y pudimos festejar.

¿En qué pensaste cuando erró el penal?

Una alegría inmensa. En ese momento solo queres abrazar a tus compañeros y festejar.

1 comentario: