jueves, 18 de julio de 2013

Entrevista al capitán campeón: AGUSTIN LUCAS


- Cuándo y cómo llegas a Sud América?
- Llegué a Sud América de la mano de Miguel Mesones a mediados del 2011 luego de mi pasaje por el Deportivo Anzoátegui de Venezuela.

- Que expectativas tenías cuando llegaste, teniendo en cuenta que Sud América era un equipo que no venía peleando los campeonatos?
- Yo venía de una lesión grave y de una recuperación dura. Sud América, Miguel y el Turco Apud me brindaron lo necesario para que yo me sintiera cómodo sabiendo que no estaba en mis mejores condiciones ni físicas ni futbolísticas. Para mí éste equipo fue volver a empezar. Cuándo quisimos acordar nos estábamos planteando el ascenso, cuestión que tenía más de ilusión que de realidad.


- Como viviste esa primera temporada en el club, donde no se pudo hacer un buen campeonato?
- Como la ilusión es el motor del futbolista, las cosas comenzaron a caminar, y con dificultades entramos a los play off en las últimas fechas. De primera nos tocó con Tacuarembó, no la pudimos meter adentro en el Fossa y en el Goyenola perdimos la chance, más allá de que hicimos un partidazo, digno de un equipo jóven pero con buenos jugadores y digno de esa ilusión que traíamos.


- Como llegas a ser el capitán del equipo?
- El capitananto me lo planteó Apud luego de la primera pretemporada en el club al que ambos habíamos llegado recientemente. La cuestión era establecer un nexo entre jugadores y director técnico, cerrar el grupo y hacerlo fuerte, además de acompañar en los primeros procesos en primera de varios valores del club. Lo pudimos llevar adelante con Fabián Yantorno, y otros jugadores jóvenes pero con experiencia que ante todo son buenos tipos y grandes compañeros como el "Chacha" Malán.


- Como manejaste el ser capitán de un equipo con tantos jugadores jóvenes?
- Como te decía lo fuimos manejando entre algunos. Mucha conversa y mucho compartir historias, mostrar nuestra forma desde lo que hemos aprendido y aprendiendo también de las nuevas generaciones. Conocer al otro sobre todo, la realidad de cada uno, como vive la vida y el fútbol, y dándose a conocer. Recuerdo palabras emotivas del "Laucha" Rodríguez, un pibe sin minutos en primera pero con calidad y gran corazón. Las ganas del "Teca" Monroy cuándo no pudo jugar por un tema de papeles, y las picardías del "Coco" Hernández que entró los últimos partidos y la rompió. Recuerdo mucho a varios compañeros de esa época, fueron tiempos difíciles pero fueron el pie para lo que vino después. 


- Desde el comienzo de la segunda temporada se vislumbraba que se apostaría a pelear mas arriba. Como se vivió ese cambio a nivel interno del plantel?
- Llegaron muchos jugadores con experiencia y de gran nivel. Pero que por sobre todas las cosas son grandes compañeros y grandes personas. Jugó mucho el vestuario que se fue armando de a poco y que fue clave a la hora de los momentos difíciles. Edgar Martínez fue un gran compañero en el capitanato, dentro y fuera de la cancha, y el núcleo de jugadores se armó de poco, con aciertos y errores pero sin perder de vista lo que nos habíamos propuesto.


- Como viviste el campeonato, teniendo en cuenta que tuvimos rachas positivas como negativas, y con un final incierto?
- Fue durísimo el campeonato, pero todos fuimos aprendiendo cosas con el correr de los empates, las victorias y las derrotas. Ese devenir de situaciones nos fue haciendo fuertes, apareciendo el buen juego cuándo tuvo que aparecer y el juego malo pero efectivo cuándo fue necesario o cuándo no quedaba otra.


- Haceme un relato de ese glorioso sábado 15 de junio del 2013.
- El relato me lo guardo, pues lo quiero contar en un libro. Lo bueno es que cada uno tiene un relato distinto para contar, no?


- Cuando el juez pitó el final, que sentiste, que pensabas, que recordabas?
- Desde antes del pitazo ya estaba pintada en la cara de los compañeros y de los hinchas la cara de campeón, pero el pitazo sentenció esa dosis de realidad que todos necesesitabamos. Dejó de ser sueño para ser realidad y ese instante aún esta corriendo por el costado de cada uno. Por suerte siempre tengo una hinchada personal que viste mis colores. En ellos pensé sobre todo. Mi viejo, mi vieja, mi hermano, mi compañera, mi abuela y toda esa barra que hace que todo valga la pena. También pensé en mi historia, en la que ellos siempre estuvieron presentes y en la historia de cada compañero.  


- Cuándo se toma conciencia de lo que lograron? Cuándo tomas conciencia que sos el capitán del equipo campeón? 
- La conciencia va y viene. Cuándo le regalé mi camiseta a "Goles goles" sentí que algo grande estaba sucediendo. Cuándo me crucé a mi hermano en la vuelta también. Cuándo me encontré en pleno festejo a Angelo ambos supimos que era nuestra revancha por el descenso que habíamos sufrido años atrás. Y así varios instantes, como cuándo apareció mi amigo el "Morrón", papá de la linda Guadalupe que nació un día antes que la IASA y que cumplirá un año cuándo la IASA cumpla cien. Obviamente que ya es socia.


- Que es lo mas enriquecedor que pudiste encontrar en estos dos años, con objetivos tan distintos, jugando en la Segunda División, en el "antishow" como lo llamas?
- Gente.


- Que te llevas del club?
- Del club me llevo muchos ratos, asados, peleas y goles. Pero sobre todo me llevo esas cosas que no se ven. Tomar unos mates con Mario y Julio, hacer chistes con Padula. Festejar un campeonato después de tantas cosas que hemos vivido y ver en la cara del hincha la historia entera del club y del amor por estos colores. Me llevo crecimiento personal, como siempre en comunidad, como nos pasa a los jugadores de fobal desde que somos chicos.  


- Ya estas en Argentina en tu nuevo club, Comunicaciones? Cómo estas viviendo esta nueva etapa, cuáles son las expectativas?
- Aún no he viajado, se están resolviendo algunos temas y probablemente el fin de semana esté llegando a Buenos Aires. Me motiva mucho la oportunidad de entrar a un fútbol tan lindo como el argentino. Además, por lo que sé, el equipo es un equipo de barrio, con un laburo social importante y dispuesto a dar pelea. 


- Cómo entraste a la poesía?
- La poesía entró en mí. Esa es la cuestión. "Nadie decide ser futbolista, es el fútbol el que te elige". Lo mismo pasa con la poesía.


- Donde se conectan y donde se separan el fútbol y la poesía?
- Yo creo que uno juega como uno es en la vida. Es en la cancha como es en la calle. La poesía es distinta pues uno busca en la poesía parecerse lo más posible a uno mismo en lo que escribe. Sin embargo en el fútbol hay poesía, y en la poesía también hay fútbol.


- Tus compañeros de Sud América leyeron tus libros? Quienes fueron los mas receptivos? Cuáles fueron sus comentarios?
- Si varios compañeros leyeron mis libros, además escucharon mis recitados de poesía en algunos encuentros de lectura, y también en comidas y juntadas íntimas del plantel. Creo que todos en menor o mayor medida recibieron lo que yo hago. Fue parte del conocerse y del compartir.


- Pudiste encontrar poesía en Sud América?
- Sud América es un club por demás poético desde el túnel del Fossa hasta las banderas. Desde el color de la camiseta hasta una hinchada que no canta pero alienta. Desde el himno hasta su sede, y sobre todo en el camino que va desde General Flores hasta la puerta de la cancha.


- Vas a escribir el libro del ascenso de Sud América?
- El libro del ascenso ya está escrito, es un conjunto de crónicas poéticas de cada partido de Sud América desde mi visión adentro de la cancha. Lo escribí a dúo con un amigo escritor chileno que hizo lo propio desde la hinchada de la Unión Española, su equipo, que también salió campeón. Hoy en día estamos afinando los textos, y buscando la forma de publicarlo que no es fácil. En Chile tenemos ya una Editorial pero aún no en Uruguay. Si alguien sabe a quién puede interesarle tal propuesta bienvenido sea, es un material digno de ser leído, luego si les gusta o no será otro tema.
 

- Se te ocurre algún poema que describa a nuestra querida institución, Sud América?
- Hay un poema que algunos conocen que titulé La Pasionaria (taponesdefierro.blogspot.com) y que engloba varios sentires y vivencias del club y del plantel. Aquí se los dejo, muchísimas gracias por el apoyo de siempre, por la poesía, y por las palabras de aliento que aún sigo recibiendo.


La Pasionaria
Dedicada a todos mis compañeros de la Institución Atlética Sud América.

Pobres poderosos pobres en venta,
somos mediocres aunque nos mientan.
Cargo en los botines la herramienta,
sé que para soñar no hay receta.
Somos los retadores porque la vida nos reta,
sabemos de dónde venimos y cuál es la meta,
de lo que pasa en el medio no hay profetas.
Cuidado Gloria no dejes las puertas abiertas.

Correr y soñar, vivir es jugar,
cada día un pitazo para volver a empezar.
Necesito una rima para alcanzar,
lo que está en la cima. Y no es la soledad.

Con el sudor  en la frente bajamos a los pies la mente.
Patear desde que nacemos hasta la muerte,
sucumbir cada domingo nuestro presente.

Duchas frías remeras ardidas,
canchas duras, pocas entrevistas.
Nada es más dulce que la lista,
de los que están citados para ir a la pista.

Me quedan tres gramos de poesía,
dos litros de sudor,
un pelotazo a la astronomía.
No dejo de pensar en ésta filosofía,
un pase milimétrico
un despeje en la geometría.

Quiero goles grita un desquiciado,
hay un juez pitando a contramano.
Once tipos que sueñan demasiado,
tres cambios que reviven lo soñado.

Un partido, dos, tres partidos.
Un empate, dos, tres perdidos.
Una victoria, dos, tres historias.
Un poema, dos, pienso en la Gloria.
Entro al área de la memoria,
recuerdo cada día como a una novia,
el primer beso a la red,
la segunda pelota,
la canción la escriben canilleras rotas.
Zapatos usados, cicatriz, derrota,
ganar en la hora cuando la tabla azota.

No hay tres resultados
si estás enchufado,
la electricidad es el estado,
de estar esperando el partido esperado,
el que viene, el siguiente,
y el nunca jugado.

Se termina el verso,
se termina el show,
se termina el tango, la cumbia, el rocanrol.
Se termina el llanto, la angustia y el shock,
se termina el árbitro, la mufa y el sol.
Se termina la vida, otra ya empezó,
cada sábado es una resurrección.
Cada jugada una construcción,
cada rezo un pase de gol.
El área grande es mi religión,
no creo en nada más que en vos,
con la camiseta y el corazón,
Tapones de Fierro, raspón y color.

Paso y quiero, gracias por el gol.
Centro y pico, gracias por el son.
Pecho y tiro, salto y giro,
quiero y quiero no hay respiro.
Truco, estaño y desvalido
pido otra pelota,
en el último suspiro.

Pobres poderosos (bandera de la IASA, aludiendo un verso de Tabaré Cardozo).
Correr y soñar (frase más que motivadora de Rúben Silva).
Quiero Goles (aliento típico de un personaje de las tribunas de la IASA).

1 comentario:

  1. No sabía que fue transferido, lamento mucho su baja y espero la vuelta del CAPÍTÁN . buenísima la entrevista y gran reconocimiento para Lucas. Me gustó mucho lo de HINCHADA QUE NO CANTA PERO ALIENTA, me identifico pila con esa definición, y ojalá que desde la hinchada sigamos haciendo eso. Alentando siempre a los nuestros, "no hay que criticar", ojalá empecemos a putear un poco menos a los rivales. Es verdad que en toda la temporada el único "canto" que surgió fue el "dale campeón". sigamos así, sin cantar, siempre alentando, que ya llegará algún otro "dale campeón". saludos buzones, ramiro

    ResponderEliminar