viernes, 15 de febrero de 2013

FELICES 99 AÑOS. SALÚ BUZONES!


Era un 15 de febrero de hace 99 años . .

En la Villa Muñoz de la época, un grupo de muchachos que jugaban al "football" para un equipo de una pinturería céntrica, comenzaban a llegar esa tarde a la casa de la calle Isla de Gorriti 16 esquina Democracia, la que una vez producidos los cambios de numeración de las direcciones montevideanas paso a ser 1908. Alli habitaba un agrimensor, de nombre Fermín Linera. Se convoco una reunión para aquel 15 de febrero...

Posiblemente los primeros en llegar hayan sido los hermanos Daniel e Inocencio, luego fueron llegando los hermanos Eugenio y Enrique Almada, los también hermanos Alejandro y José Golmar, Luis D. Albora, Ignacio López, Leonardo Storutto, José Flores, Ángel Baña, Juan Bracco, Sexto Crivelli, Pedro Talavera y Carlos Risso... y como todos sabían a que iban, pronto se formalizo la reunión y se redacto el acta de fundación de lo que fue en ese momento el Sud America Football Club, antecesor de nuestra Institución Atlética Sud América.

Con el nombre, los muchachos que fundaron Sud América, quisieron homenajear a nuestro entonces pujante continente al cual llegaban los inmigrantes para "hacerse la América". El color de la camiseta surgió, como ocurrió de casualidad. Habían resuelto que las camisetas tendrían el color rojo. Después de realizada la colecta para comprar la pelota y el atuendo, cuando fueron a la tienda y pidieron tela roja... se había acabado. La única disponible era la naranja.

Desde aquel lejano 1914, en el que el entonces Sud América Football Club era inscripto en la Divisional llamada "Tercera Extra", muchas alegrías y sinsabores han jalonado su trayectoria. Si bien su fundación fue en Villa Muñoz en la casa de los Linera, a los efectos reglamentarios su sede figuraba en la actual calle Paraguay casi 18 de julio en un principio y luego en un bar de la misma calle, pero en su intersección con Cerro Largo.

Al año siguiente al de su afiliación, es decir en 1915, ya pasaría a militar en lo que se llamaba "División Intermedia". Allí permaneció por ocho años consecutivos con suerte variada, ya que por los años 20 una gran crisis hizo peligrar hasta su misma existencia.

Fue entonces cuando en el año 1921, por iniciativa de los dirigentes Carlos Ángel Fossa, Emilio Sozzo y Ampelio Cassese, se decide trasladarlo a Villa Muñoz, lugar de donde eran originarios la mayoría de sus defensores.

En 1922 se modifican los estatutos y se cambia su denominación original pasando a llamarse Institución Atlética Sud América; fue por entonces que se incorporo el Básquetbol y el Balón Mano, deportes estos en los que llego a los primeros planos nacionales.

En 1923, el fútbol uruguayo se divide en "asociacionistas" y "federacionistas", Sud América opta por la Federación donde obtiene el cuarto puesto en el campeonato de clasificación, quedando así habilitado para militar en la Primera División.

El advenimiento del profesionalismo en el año 1931 nos encuentra entre los fundadores de la Primera División, y junto a Nacional, Peñarol, River Plate, Rampla Jrs, Racing, Defensor, Bella Vista, Central y Wanderers compartimos el inicio de esta nueva etapa del fútbol uruguayo.

En 1935 el club, además de sede, pasó a tener cancha propia. En ese año se inauguró "El Fortín", que así lo conocíamos de gurises, y que después pasó a ser el Parque Carlos Angel Fossa, en homenaje a uno de aquellos dirigentes fundadores.

Recién en el año 1945, y a treinta y un años de su fundación, Sud America conocería por
primera vez el sabor amargo del descenso. Este hecho se repetiría luego en los años 1952, 1956, 1960, 1972, 1985 y 1996, hasta llegar a convertirnos en la institución que mas veces ha descendido y a la vez ser el club que ha conquistado más campeonatos de ascenso.

La década del cincuenta está marcada por la cátedra que dictaban dos entrealas de novela: Julio Pérez (el mismo de Maracaná) y Zelmar "El Canario" Aguilera, con Schubert Gambetta en la dirección técnica. Sud América fue cuarto en el Campeonato Uruguayo de 1958 con un récord para la época: de los ocho puntos jugados en el Estadio Centenario ante los grandes, los buzones (nombre que también se le dio al club porque estaban pintados con los colores de su camiseta) se llevaron siete...

Buenas y malas épocas han pasado, sobre todo desde el último descenso, que hiciera que nuestra querida institución durante años jugara por el solo hecho de participar, sin aspiración alguna.

Hoy, estos jóvenes 99 años nos encuentra después de tantos años de sufrimiento, con las esperanzas renovadas, peleando el tan ansiado ascenso que coloque a Sud América en centenario en la Primera División del fútbol uruguayo, lugar que le pertenece y del cuál hemos estado ausente durante tanto años. Seria el mejor homenaje a ese grupo de muchachos que hace nada menos que 99 años sentaron las bases de lo que es hoy nuestra IASA.

1 comentario:

  1. ¡Vamos la IASA, que el año que viene cumplimos el siglo en Primera! Feliz cumpleaños a todos.

    ResponderEliminar