martes, 15 de febrero de 2011

FELICES 97 AÑOS GLORIOSA I.A.S.A.!!!


La I.A.S.A. el 1er equipo uruguayo de gira por Europa

El futuro del club (Categoría 1997 campeona clausura 2010)

Hace 97 años se fundo la I.A.S.A. nuestro club por el cual sufrimos y disfrutamos a diario por ser socio, hincha, dirigente o simpatizante...SIMPLEMENTE SER DE LA I.A.S.A. ES SER ELEGIDO por esto saludamos a todos los que de un modo u otro hicieron o hacen algo por la naranja... 
Si bien no estamos en el mejor momento institucional debido a diferentes circunstancias, también tenemos que encargarnos de dar vuelta la situación tomando responsabilidades todos y cada uno de nosotros sin importar discrepancias con dirigentes, tecnicos, o quien sea LA I.A.S.A. ESTA POR SOBRE TODO por eso no vivamos de la historia, pero sepamos que si en un momento hubo gente que hizo de Sud América un gran equipo del fútbol uruguayo nosotros podremos dar el granito de arena naranja para hacer que la historia se convierta en presente...



Les dejamos algunas notas referidas a la historia de la Institucion Atletica Sud América...

Así resumía la historia de la IASA nuestro amigo Walter Altuna en la revista Sud América hace 4 años...



Era un 15 de febrero de hace 93 años . .

En la Villa Muñoz de la época, un grupo de muchachos que jugaban al "football" para un equipo
de una pinturería céntrica, comenzaban a llegar esa tarde a la casa de la calle Isla de Gorriti 16
esquina Democracia, la que una vez producidos los cambios de numeración de las direcciones
montevideanas paso a ser 1908.
Alli habitaba un agrimensor, de nombre Fermín Linera. Se convoco una reunión para aquel 15
de febrero...
Posiblemente los primeros en llegar hayan sido los hermanos Daniel e Inocencio, luego fueron
llegando los hermanos Eugenio y Enrique Almada, los también hermanos Alejandro y José
Golmar, Luis D. Albora, Ignacio López, Leonardo Storutto, José Flores, Ángel Baña, Juan
Bracco, Sexto Crivelli, Pedro Talavera y Carlos Risso... y como todos sabían a que iban, pronto
se formalizo la reunión y se redacto el acta de fundación de lo que fue en ese momento el Sud
America Football Club, antecesor de nuestra Institución Atlética Sud América.
Desde aquel lejano 1914, en el que el entonces Sud América Football Club era inscripto en la
Divisional llamada "Tercera Extra", muchas alegrías y sinsabores han jalonado su trayectoria.
Si bien su fundación fue en Villa Muñoz en la casa de los Linera, a los efectos reglamentarios
su sede figuraba en la actual calle Paraguay casi 18 de julio en un principio y luego en un bar
de la misma calle, pero en su intersección con Cerro Largo.
Al año siguiente al de su afiliación, es decir en 1915, ya pasaría a militar en lo que se llamaba
"División Intermedia". Allí permaneció por ocho años consecutivos con suerte variada, ya que
por los años 20 una gran crisis hizo peligrar hasta su misma existencia.
Fue entonces cuando en el año 1921, por iniciativa de los dirigentes Carlos Ángel Fossa, Emilio
Sozzo y Ampelio Cassese, se decide trasladarlo a Villa Muñoz, lugar de donde eran originarios
la mayoría de sus defensores.
En 1922 se modifican los estatutos y se cambia su denominación original pasando a llamarse
Institución Atlética Sud América; fue por entonces que se incorporo el Básquetbol y el Balón
Mano, deportes estos en los que llego a los primeros planos nacionales.
En 1923, el fútbol uruguayo se divide en "asociacionistas" y "federacionistas", Sud América opta
por la Federación donde obtiene el cuarto puesto en el campeonato de clasificación, quedando
así habilitado para militar en la Primera División.
El advenimiento del profesionalismo en el año 1931 nos encuentra entre los fundadores de la
Primera División, y junto a Nacional, Peñarol, River Plate, Rampla Jrs, Racing, Defensor, Bella
Vista, Central y Wanderers compartimos el inicio de esta nueva etapa del fútbol uruguayo.
Recién en el año 1945, y a treinta y un años de su fundación, Sud America conocería por
primera vez el sabor amargo del descenso.
Este hecho se repetiría luego en los años 1952, 1956, 1960, 1972, 1985 y 1996, hasta llegar a
convertirnos en la institución que mas veces ha descendido y a la vez ser el club que ha
conquistado más campeonatos de ascenso.
Buenas y malas épocas han pasado.
Tal vez ninguna como la actual, en la que simplemente se lucha por la sola supervivencia
dentro de una realidad muy penosa para todas las instituciones menores de nuestro fútbol
profesional.
Confiemos todos que los próximos años nos sorprendan con una afianzamiento institucional
que nos permita retornar el camino ascendente por el que por tantas décadas hemos sabido
transitar. Seria el mejor homenaje a ese grupo de muchachos que hace nada menos que 93
años sentaron las bases de lo que es hoy nuestra IASA.



Asi publica tenfieldigital el aniversario de la I.A.S.A.

UN RECUERDO PARA EL VIEJO CLUB DE GHIGGIA Y MIGUEZ
Sud América cumple 97 años


Nació el 15 de febrero de 1914 en la mesa del boliche de la esquina de Paraguay y 18 de Julio. Las camisetas iban a ser rojas, pero cuando fueron a comprar la tela no había. Sólo quedaba la naranja que los fundadores adquirieron con descuento.

Equipo actual de Sud América.

Escribe: Atilio Garrido

-Riiiiinnngggggg...
-¿Hola?
-"Andrés, soy yo Julito. Me tenés que hacer un favor y no me podés decir que no. Mañana Sudtenfieldigital. Cada aniversario llamo a los programas de fútbol en las radios, aviso y nunca dicen nada..."
El pedido formulado hoy, lunes, por Julio Maturro, para mí tiene -por diversos motivos-- la fuerza de una orden. Primero que nada, porque es uno de los amigos de la infancia y adolescencia, que junto con los otros muchachos --Juan, Martín, Cacho, Daniel, Milton, Raúl que se nos fue temprano y algún otro cuyo nombre se nos pianta de la mente--, vivimos aquel tiempo lindo cuando uno es feliz por el solo hecho de ser botija...
Segundo porque a Julito debo un favor enorme que me permitió iniciarme en la radiotelefonía. Desde 1966 escribía en "El Debate". En julio de 1968 el mejor relator del fútbol uruguayo de todos los tiempos, Carlos Solé, se quedó solo. Por divergencias económicas todo el equipo que había formado (Horacio Vico --el relator suplente-- Jorge Da Silveira, Américo Ottati, Rubén Casco y el locutor comercial que, creo, se llamaba Eduardo Nogareda) hizo rancho aparte en Cx32 Radio Sur. A raíz de la amistad del Jefe de Deportes de "El Debate", Trifón Ilich y Enrique Álvarez, amigos de Solé desde Maracaná, lograron que me tomaran una prueba para llenar una de esas vacantes. En aquel tiempo el periodista era autodidacta en su formación. No había cursos, ni lugar para cursar una carrera de este tipo. Me defendía, desde gurí, expresándome con bastante soltura en las fiestas de la escuela y el liceo. ¡Pero nunca había tenido en mis manos un grabador! ¡Era un artículo de lujo que comenzaba a utilizarse en las radios y prohibitivos para el común de la gente!
-"Tome- me dijo Solé en su despacho de CX8 Radio Sarandí, en la calle Enriqueta Compte y Riqué 1282, hoy inexistente--, aquí tiene un grabador. Vaya grabarle notas a los mexicanos y me las trae para escuchar".
"Los mexicanos" era la selección de México que, en octubre de 1968-- estaba en Montevideo para jugar con Uruguay. Pero yo nunca había grabado nada, ni a nadie... Se me ocurrió pedirle a Julito, que sabía un quilo y medio de fútbol, que me hiciera desparring para que yo ensayara la grabación. Así, en la noche, en su casa de la calle Junta Económica Administrativa casi Marcelino Sosa, Julito "hizo" de jugador y respondía mis preguntas. Al día siguiente no pasé vergüenza realizando las notas que grabé a los mexicanos, que llevé presurosamente para que Solé las escuchara y me brindara la oportunidad de ingresar a su equipo para realizar el trabajo en vestuarios. Imposible olvidar ese momento
-"Escuché lo que Vd. trajo -me dijo Don Carlos moviendo el cigarrillo entre sus dedos--. Tiene pasta. El domingo empieza haciendo vestuarios. Dígame, ¿qué otro nombre tiene Vd. además de Andrés?", terminó preguntándome...
-Atilio, Don Carlos, le respondí con enorme miedo y respeto.
-"Atilio" mmmm, para la radio Atilio suena mejor que Andrés. Lo vamos a llamar Atilio Garrido..., sentenció cortando el diálogo.
-Muy bien Don Carlos, como Vd. disponga, le dije mientras le estreché la mano. Desde ese día, el Andrés con el que siempre me llamaron mis padres en homenaje a mi abuelo gallego, emigrante tambero y panadero, quedó sepultado como tantas cosas lindas de aquel tiempo... ¡Así empecé y aquí estamos...!
En tercer lugar, es imposible contrariar el pedido de Julito, porque debe ser uno de los más fanáticos hinchas de Sud América que todavía quedan. Su padre, de su mismo nombre y apellido, fue dirigente de la IASA durante toda su vida, habiendo desempeñado la Presidencia del club en 1968.
Quiere el destino --ese fenómeno hecho de nieblas que va marcando el tránsito de los humanos por la vida--, que el pedido de Julito para que escriba "algo" de Sud América, me encuentra en plena mudanza. La montaña de papeles de mi escritorio donde, en perfecto orden, estaban archivados los datos de la historia de todos los clubes de nuestro país que formaron parte de la AUF desde 1900, así como todos los libros y las revistas a las que podía echar mano para teclear la nota reclamada, se encuentran aquí, en el nuevo escritorio, metidos adentro de 27 cajas enormes de cartón, esperando ver la luz para ir a ocupar nuevos estantes...
De todos modos --apelando exclusivamente a nuestra ya tambaleante memoria--, recordamos que nació el 15 de febrero de 1914, en la mesa de un café de la esquina de Paraguay y 18 de Julio. Diego Lucero, el venerado troesma, solía afirmar que todos los clubes del fútbol uruguayo nacieron en ese ámbito donde hervía la pasión por "el fóbal y las carreras" que era el grito de los canillitas para vender "El Diario".
Con el nombre, los muchachos que fundaron Sud América, quisieron homenajear a nuestro entonces pujante continente al cual llegaban los inmigrantes para "hacerse la América". El color de la camiseta surgió, como ocurrió con muchas instituciones --Defensor entre ellas--, de casualidad. Habían resuelto que las camisetas tendrían el color rojo. Después de realizada la colecta entre los parroquianos, para comprar la pelota y el atuendo, cuando fueron a la tienda y pidieron tela roja... se había acabado. La única disponible era la naranja.
Inscripto en III Extra de la AUF, el club prontamente fue adquiriendo prestigio. Se trasladaron a Villa Muñóz; en la década del veinte realizaron una jira por Brasil; el inefable "Ñato" Pedreira y "Nino" Corazo, fueron de los primeros que se hicieron famosos en el fútbol grande durante la época amateur. Éste último -abuelo materno de Diego Forlán- pasó desde los naranjas a Independiente al comienzo del profesionalismo en Argentina, en 1931, junto con los también uruguayos y sudamericanos, Ferrou y Almiñana, para formar una "línea media" que aún se recuerda en Avellaneda.
En 1935 el club, además de sede, pasó a tener cancha propia. En ese año se inauguró "El Fortín", que así lo conocíamos de gurises, y que después pasó a ser el Parque Carlos Angel Fossa, en homenaje a uno de aquellos dirigentes fundadores. A partir de la década del 40 el club se convirtió en "ascensor", por sus constantes subidas y bajadas a la Primera División. En esos años, tres botijas de las inferiores --como se llamaba entonces a lo que hoy son "divisiones formativas"--, nacieron en Sud América para hacer época: Oscar Omar Míguez, Alcides Edgardo Ghiggia y Antonio Sacco. A los dos primeros los cubrió la eternidad con la gloriosa página del 16 de julio de 1950.
La década del cincuenta está marcada por la cátedra que dictaban dos entrealas de novela: Julio Pérez --si, el mismo de Maracaná-- y Zelmar "El Canario" Aguilera, con Schubert Gambetta en la dirección técnica. Sud América fue cuarto en el Campeonato Uruguayo de 1958 con un récord para la época: de los ocho puntos jugados en el Estadio Centenario ante los grandes, los buzones --nombre que también se le dio al club porque estaban pintados con los colores de su camiseta--se llevaron siete... Es el tiempo del surgimiento de tres Campeones Sudamericanos con la celeste en diciembre de 1959: Alcides Silveira, Mario Méndez y el mercedario Walter Salvador. Un poquito después apareció Julio César Cortés y luego --siempre a golpe de memoria-- Vito Fierro y Enrique Alfano, Campeones Sudamericanos Juveniles en 1964 en Colombia. La lista es larga y se agranda con "El loco" Acuña, el golero Carrasco, el recordado trío final con el argentino Tarnaskai --una estrella en San Lorenzo--, el otro porteño, Monti y "Piteta" Miguelez; Debia, el colorado Collazo y Roa, Luis Mantegazza, Heimen y su presencia como Campeón Panamericano en 1983 dirigido por Tabárez, Edgardo Martirena, Julio Ribas y la exitosa participación de Sud América en la Copa Conmebol, con aquel 4:0 para eliminar a Gimnasia y Esgrima de la Plata en Paisandú y caer en cuartos de final ante Colegiales de Paraguay en 1995.
¡Y las sedes! Imposible olvidar la de Gral. Flores, lindera con el café "El Faro", acera de la derecha yendo para el Palacio Legislativo. A ella íbamos de botijas con Julito. El jardincito al frente; una única palmera muy alta que buscaba el cielo; el frente de la casona toda vidriada y adentro -- la vida de aquel tiempo--, con la cantina como corazón de la actividad. Las comidas, las canterolas y la mesa de truco, conga y gofo donde mirábamos con asombro cómo los mayores se jugaban la guita. "El Faro" era el comité que ponía y sacaba Presidentes. A propósito, como olvidar a Roque Santucci, que me hizo socio del club y después, cuando ya era periodista, inició una acción penal en mi contra porque denuncié un sonado acomodo en un partido ante Rampla. Pero Santucci, dueño de la cantina inolvidable, fue un gran Presidente que soñaba con un Sud América muy grande y por eso adquirió el "Palacio Sud América" --la vieja cervecería-- donde con la recaudación de los bailes se solventaba el presupuesto del club y alcanzó para que Juan Joya y Emilio "Cococho" Álvarez jugaran en la IASA.
En fin, hoy Sud América anda a los tumbos, pero valen están líneas para cumplir con Julito y recordar aquel tiempo lindo cuando tenía un jopo grande, estaba llenos de ilusiones y me llevaba el mundo por delante. Salute.

                                                        Foto: Gentileza Edgar Guillama



3 comentarios:

  1. ¡Feliz aniversario para todos! ¡Vamos la IASA!

    ResponderEliminar
  2. Quisiera saber si hay alguna posibilidad que hubiera fotos de los años en los que Luis Heimen jugo para la IASA, se lo agradeceria si las publicaran,
    felicidades por el aniversario y mucho me gustaria poder festejar los 100 años con ustedes, ya que fui atleta y trabaje para la Institucion en los 80. gracias Monica Benitez vida de Heimen desde Guatemala

    ResponderEliminar
  3. hola era para saber si hay formativas de la iasa tengo 15 años naci en el año 2000 y juego de arquero y quiero saber donde queda sud america muchas gracias saludos

    ResponderEliminar